fiscalidad-del-dropshipping-una-vision-general

Fiscalidad del dropshipping: una visión general

Cuando se hace referencia a la fiscalidad de dropshipping, solemos pensar que se trata de un aspecto prácticamente inabarcable. Sin embargo, la plataforma BigBuy, como profesionales en la materia, nos proporciona una información de gran utilidad al respecto. Así, a lo largo del presente artículo vamos a darte las pinceladas más relevantes de esta cuestión para que tengas claros los puntos fundamentales a tener en cuenta.

Has de saber que no cumplir con las leyes relativas al pago de impuestos puede tener consecuencias realmente graves. Por este motivo, te animamos a que continúes leyendo. Con total seguridad, la información aquí contenida te resultará de enorme utilidad.

Fiscalidad del dropshipping

Partimos de la idea de que, en España, cualquier clase de actividad que genere beneficios ha de pagar impuestos. En este sentido, el dropshipping no es una excepción.

Ahora bien, el problema llega cuando se quiere determinar cuál es, exactamente, la fiscalidad que afecta a esta actividad. Y es que, dado que se trata de un negocio de nacimiento relativamente reciente, la ley no se ha adaptado completamente todavía.

Sin embargo, sí podemos afirmar que existe una especie de normativa dropshipping que, aunque algo diseminada, puede llegar a recopilarse y conocerse. De hecho, nosotros, que contamos con experiencia en este ámbito, podemos ayudarte en este asunto.

Como tal, la referida legislación gira en torno a las siguientes normativas:

  • Consultas vinculantes (tales como la V0517-19V3115-18, V3491-15 y V2970-14): Al ser una actividad reciente, durante muchos años existieron dudas acerca de su fiscalidad. Con el objetivo de resolverlas, multitud de contribuyentes realizaron consultas a la Agencia Tributaria. Esta respondió en los documentos citados, los cuales recogen importante información al respecto.
  • Ley del IAE: Se trata de la norma encargada de regular el impuesto sobre actividades económicas. Es un tributo clásico, pero se entiende que también incluye en su contenido a actividades como la que aquí nos interesa.
  • Ley del IVA: Si se consulta esta legislación, puede decirse que es la más importante de todas las que estamos recogiendo en este artículo. Se relaciona con el impuesto del valor añadido que, como después se verá, es uno de los principales dentro de esta actividad.
  • Ley del IRPF: Este impuesto es obligatorio para toda persona física que obtenga ingresos. Tendrás que abonarlo en el caso de que tu negocio sea rentable y te haya reportado ganancias durante un determinado año. Es más bien un tributo que pagas tú, no uno que incumbe a tu negocio.

De esta forma, si vas a hacer uso del relevante y popular servicio dropshipping de BigBuy, has de conocer el contenido de todo lo dicho hasta ahora.

Impuestos que hay que pagar

Hasta ahora hemos hecho una referencia directa a lo que hemos llamado como normativa dropshipping.En ella vienen establecidos los principales preceptos en cuanto a su fiscalidad. Sin embargo, es posible que todavía no tengas una idea concreta de cuáles son, en efecto, los impuestos del dropshipping y sus cantidades correspondientes.

Para que los conozcas de forma clara y detallada, es momento de hacer una explicación de dichos impuestos:

  • IVA (impuesto sobre el valor añadido): Ha de pagarse tanto al comprar a tus proveedores como al vender tus productos. Se trata, en general, de una tasa del 21 % que deberás abonar cuando adquieras la mercancía. Del mismo modo, al precio de tus productos tendrás que sumarle ese porcentaje que, más tarde, entregarás de forma trimestral a la Agencia Tributaria.
  • IAE (impuesto sobre las actividades económicas): No olvides que este tipo de negocios (como cualquier otro en nuestro país) ha de estar dado de alta en el registro de IAE. Por lo tanto, deberás pagar el porcentaje que te corresponda en cada caso. En la ley que te hemos explicado en el apartado anterior vienen específicamente recogidos los distintos supuestos.
  • IRPF (impuesto sobre la renta de las personas físicas): En el caso en el que extraigas beneficios de tu negocio y los traslades a una cuenta personal (a modo de salario, por ejemplo), tendrás que efectuar la declaración de la renta. En función de tus ingresos, el tramo se verá modificado, por lo que los porcentajes de pago cambiarán. Deberás estar muy atento a este punto.

Como has podido comprobar, la fiscalidad del dropshipping es algo compleja, pero, desde luego, no tanto como puede parecer en un principio. Tras este repaso a los puntos más relevantes, ahora puedes decir que dispones de la información suficiente. En tu mano queda hacer que tu negocio florezca y, para ello, deberás hacer uso de todas las herramientas a tu alcance. Es aquí donde, de nuevo, entra en juego BigBuy, una empresa que cuenta con la mejor tecnología para marketplaces. Anímate y date una vuelta por su contenido, seguro que encontrarás importantes instrumentos para hacer que tu empresa de dropshipping se desarrolle.

Enviar Comentario