• Artículos y noticias sobre dropshipping

Guía dropshipping para principiantes Guía dropshipping para principiantes Guía dropshipping para principiantes Guía dropshipping para principiantes Guía dropshipping para principiantes

Psicología del color y dropshipping: pautas para aplicar en tu nicho de mercado

¿Qué tienen en común la psicología del color y el dropshipping? ¿Sabes cómo elegir la mejor gama cromática para aumentar tus ventas? Respondemos a estas cuestiones en el siguiente artículo.

Marketing y dropshipping

La unión del marketing y el dropshipping es indisoluble. Si no promocionas tu tienda, nadie entrará y, por tanto, no podrás alcanzar tus objetivos comerciales. Sin embargo, es probable que pienses que todo debe basarse en una oferta variada a buen precio y en un buen servicio al cliente. No te falta razón, pero recuerda que tu comercio electrónico es uno más entre millones de propuestas similares.

Al leer los consejos para triunfar más habituales siempre se subraya la importancia del diseño de la página web, de las estrategias SEO, de la personalización y de aspectos similares. En muy pocas ocasiones se tiene en cuenta lo más básico: una tienda en Internet es una alternativa a una física.

Si vas a una tienda concreta habitualmente es por el trato, por lo que vende y, en parte, porque te encuentras más a gusto en ella que en otra que vende lo mismo. ¿Es posible generar este tipo de sensaciones también en Internet? Sí.

Psicología del color y dropshipping

Esta disciplina estudia cómo reacciona una persona al ver un color determinado. Aunque no te des cuenta, asocias los colores a cada tipo de comercio y este es, precisamente, el objetivo a conseguir. Sirvan los siguientes ejemplos para confirmártelo.

El blanco se asocia a la limpieza, a la frescura y a la sencillez. El negro a todo lo contrario. El rojo a la pasión y al amor. El naranja a la felicidad y el amarillo a la energía (estos dos últimos son usados por las dos plataformas de venta en Internet más importantes). El verde representa a la naturaleza y a la salud. El azul trasmite seguridad y estabilidad (es habitual en entidades financieras).

Como acabas de comprobar, tú como cliente puedes dejarte llevar por los colores y confiar más en un comercio que en otro dependiendo de la gama cromática que utilice. Si vas a abrir tu propia tienda en breve, te ofrecemos los consejos más eficaces para elegir los colores que mejor la definan.

Al hablar de colores no nos limitamos al de los menús o las secciones, también el de la tipografía que uses y el del fondo inciden, directamente, en la consecución de un óptimo resultado. Se trata, como ahora se comenta, de diseñar una paleta de colores a medida de lo que vendes. Es posible conseguir la fidelización de un cliente encontrando la combinación más adecuada para tu caso particular.

Consejos para aplicarla

Los siguientes consejos para beneficiarte de la psicología del color te serán de gran ayuda. ¿Cuál es tu nicho de mercado? Dependiendo de lo que vendas, así deberán ser los colores. Para la venta de productos de moda apuesta por los marrones, el naranja y el negro.

Para la tecnología, nada mejor que el blanco, los azules, los grises y los verdes. Para productos de salud el verde, el naranja y el amarillo. Usa los mismos tonos si vendes artículos para bebés. De estar especializado tu negocio en el sector de la cocina, encajan tanto el blanco como toda la gama de naranjas y el verde.

La estética y la belleza combina bien con colores pasteles. La joyería encuentra en los amarillos y los grises una alternativa infalible. Para la decoración del hogar puedes usar grises, verdes, azules y naranjas. Si tu negocio está enfocado a vender artículos educativos, nada mejor que el azul, el rojo y el naranja.

Todo lo relacionado con las mascotas encaja muy bien con los naranjas, verdes y marrones. Los artículos deportivos o de actividades al aire libre necesitan más intensidad. Los tonos azules, marrones, rojos y verdes son siempre ideales.

¿Cómo combinar los distintos tonos? Lo más adecuado es elegir dos colores complementarios, pero sin saturar al cliente. Se trata de generar una sensación amable que le invite a regresar. Por ello, evita los tonos opuestos siempre que puedas. Recuerda que todas las llamadas a la acción (el enlace al formulario de contacto o la cesta de la compra por citar dos ejemplos) pueden ir en un tono distinto de mayor intensidad.

Tu objetivo es conseguir que antes de que tu cliente potencial acceda a tu catálogo ya considere tu web como un espacio perfecto al que regresar. No te limites a vender productos, vende también sensaciones y notarás la diferencia.

Ahora sabes mucho más sobre la psicología del color y dropshipping, pero ¿qué te parece confiar en BigBuy para conseguir el éxito que tanto te mereces? Se encargarán de todo lo que necesitas para poner en marcha tu comercio electrónico. Confía en su experiencia y no tardarás en comprobar cómo es posible superar tus expectativas más optimistas. Compruébalo ya.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.